El Dr. Zaffaroni dictó una conferencia en la Extensión Zárate

El Dr. Eugenio Zaffaroni disertó  en la Extensión Zárate de nuestra Facultad, en el marco de la charla “Estado democrático y Derechos Humanos”.

A lo largo de su exposición, el jurista realizó un análisis de los Estados y de los macro delitos, en relación al neoliberalismo,  hizo un repaso histórico de América Latina y finalizó con el surgimiento de los Derechos Humanos y su institucionalización. Al comenzar su presentación expresó que “todo análisis del Derecho se hace desde el idealismo normativo o el realismo. El primero no se preocupa de lo que pasa después de la lógica de la norma.  Esto no funciona de esta manera”.

Asimismo, observó que “en América Latina se manifiesta una tendencia hacia  los macro delitos, una suerte de criminalidad organizada que es absolutamente impune.  Cambió la forma del capital, antes era productivo, ahora es sometido por el aparato financiero. Este poder se traduce en macro delitos como la crisis del 2008, una macroestafa”.

Luego de abordar el colonialismo, las dictaduras y los gobiernos liberales en el continente, afirmó que “hay que reconstruir la confianza en los derechos. En este momento necesitamos un nuevo modelo de Estado. Es un Estado incompatible con una sociedad plural, con una democracia plural y con monopolios de medios.  Tenemos que tener una solución para el reparto de la coparticipación federal. Tenemos que tener disposiciones y una articulación del Poder que garantice la soberanía de nuestras riquezas naturales. Nuestra Constitución no tiene nada de eso”.

“Vivimos en una región que tiene los países con los índices más altos de homicidios. Tenemos el privilegio de tener la ciudad con el índice de homicidios más alto del mundo. Pero también tenemos una distribución inequitativa de la riqueza y esta coincidencia no es un accidente, sino que señala las condiciones de nuestra violencia. Si medimos las otras consecuencias del subdesarrollo nos vamos a dar cuenta de algo que no somos muy conscientes: estamos viviendo un genocidio por goteo”, reflexionó.

Por otra parte, Zaffaroni habló sobre el “gatillo fácil” y opinó que  “es una irracionalidad, que se hace con el objeto de tener votos. Desde el punto de vista jurídico no tiene sentido.  Todo agente policial tiene el deber de hacer lo que nosotros tenemos el derecho de hacer. Es decir, tenemos el derecho a la defensa propia, y a la legítima defensa de terceros. El agente tiene el deber de actuar en legítima defensa en los mismos límites que yo tengo el derecho. Lo que hace la ministra (Patricia Bullrich) es incitar a los agentes a violar la ley”. “Si hay un trabajador que tiene negados sus derechos humanos es el policía. No tiene derecho a la sindicalización, a discutir sus condiciones de trabajo, paritarias, derecho de huelga. El primer paso es la sindicalización, a la que se niega la cúpula”, agregó.