Los especialistas explicaron cómo trabajan por la promoción y el avance en la concientización por el  Derecho Animal

Laura Velasco, abogada y directora del Instituto de Derecho Animal (CPCF) y Edgardo Di Salvo, médico veterinario y secretario de la Asociación Lucha por la Integridad Social y el Derecho Animal, explicaron cómo trabajan, desde una perspectiva multidisciplinaria, por la promoción y el avance en la concientización por el derecho animal. En ese mismo sentido subrayaron la importancia de involucrarse en las causas de maltrato.

¿Qué creen que promovió el cambio en la sociedad?

Laura Velasco: La gente se dio cuenta de que los animales no son cosas. Lo entendemos con nuestras mascotas que no nos diferencia nada con ellos, solo una estructura de neurocortes. Ahora lo que me parece es que nuestros funcionarios jurídicos no están capacitados para resolver estos conflictos, y que deberían tener un curso previo para tener las herramientas necesarias para abordar éstas problemáticas.

 ¿Cómo podemos ayudar frente a una situación de maltrato?

Edgardo Di Salvo: Lo importante es que la gente se involucre y denuncie, porque si no no se puede hacer nada. Para poder involucrarse es importante que la gente esté informada y luego se forme. Una vez que la gente entiende cuál es la problemática, pasa a ser un agente activo dentro de una cadena virtuosa en la cual: uno denuncia, la justicia actúa, el animal se salva y la sociedad mejora.


 ¿Que sucede con las actividades como la doma o jineteadas de caballos?

EDS: Nosotros creemos que el deporte es un acto humano y volitivo. El caballo no elige estar a oscuras, asustado, con espuelas. Entonces todo eso no es cultura, es violencia. Por eso creemos que la cultura tiene que tener, para que sea tradición, un fin positivo que sume a una mejor sociedad. En esas actividades los caballos están flagelados, es un maltrato que está tipificado dentro de la normativa 14.346. Y en función a eso consideramos que tiene que dejar de realizarse, sino terminamos avalando una práctica que termina con la muerte del animal.

 ¿Cómo puede un ciudadano hacer efectiva una denuncia?

EDS: Con poder ciudadano. Sabiendo que tenemos el derecho y se pueden constituir en querellantes ya que es una ley de orden público donde cualquiera puede representar al animal damnificado. De esa forma lo que sigue es llevar adelante la denuncia, que no tiene que ser una declaración, y exigir que el personal policial se la tome.

LV: El delito es de orden público, por lo tanto el fiscal es quien lleva la acción. Después, si las personas quieren, pueden presentarse como parte querellante de un damnificado, lo pueden hacer.

¿Cómo encuentran la situación de los caballos utilizados para trabajar?

EDS: Esa sociedad que está en una situación de subvivencia, está implicada en lo que es un trabajo, pero que a su vez están esclavizadas por mafias que alquilan los carros con los caballos. Ese trabajo dista mucho de ser un trabajo formal y es una situación que genera, no solo, maltrato, sino también, inseguridad sanitaria, humana y animal. Por todo esto, creemos que tiene que ser una política de estado para lograr una solución que genere reconversión y una justicia con posterior prohibición penal.