Resumen

El Estado Nacional por DNU N° 260/20, debido a la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), amplió la emergencia pública en materia sanitaria, por el plazo de UN (1) año.

Por Decreto N° 297/20 se estableció el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” (ASPO) que fue prorrogado sucesivamente, hasta el 7 de junio de 2020, inclusive.

Mediante los Decretos Nros. 520/20, 576/20, 605/20, 641/20, 677/20, 714/20 y 754/20 se diferenció a las distintas áreas geográficas del país, en el marco de la emergencia sanitaria originada por COVID 19, por sucesivos períodos, hasta el 25 de octubre de 2020, inclusive, entre aquellas que:

  • Pasan a una etapa de “distanciamiento social, preventivo y obligatorio”. (DISPO)
  • Permanecen en “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, de acuerdo al estatus sanitario de cada provincia, departamento y aglomerado.

Con relación a los lugares que se encuentran alcanzados por la medida de ASPO, el artículo 15 del Decreto N° 792/20 establece que, a solicitud de las autoridades de cada jurisdicción, el Jefe de Gabinete de Ministros podrá autorizar excepciones al cumplimiento de dicho aislamiento y de la prohibición de circular.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires -la que se encuentra alcanzada por dicha medida- ha solicitado se exceptúe del cumplimiento de la misma y de la prohibición de circular, en los términos establecidos en el referido artículo 15 del Decreto N° 792/20, a la construcción privada y a las personas afectadas a dicha actividad.

Teniendo en cuenta que, para el desarrollo de la mencionada actividad, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ha remitido el protocolo pertinente, el que ha sido aprobado por la autoridad sanitaria nacional, resulta necesario el dictado del acto administrativo correspondiente.

Por ello, EL JEFE DE GABINETE DE MINISTROS, DECIDE:

  1. EXCEPTUAR DEL CUMPLIMIENTO DEL “AISLAMIENTO SOCIAL, PREVENTIVO Y OBLIGATORIO” Y DE LA PROHIBICIÓN DE CIRCULARa la construcción privada y a las personas afectadas a dicha actividad, en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La actividad mencionada queda autorizada para realizarse, conforme el protocolo aprobado por la autoridad sanitaria nacional y en los términos allí establecidos.

  1. PARA EL DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD MENCIONADA SE DEBERÁ:
  • Garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19.
  • Los o las titulares o responsables de los lugares donde se efectúen las tareas autorizadas: deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas por la jurisdicción para preservar la salud de sus trabajadoras y trabajadores, y que estas y estos lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros.
  • Las personas que desempeñen sus tareas laborales en los lugares alcanzados por de la presente deberán tramitar el “Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia Covid-19”.
  1. MONITOREO DE LA EVOLUCIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y DE LAS CONDICIONES SANITARIAS CORRESPONDIENTES.

En forma semanal, la autoridad sanitaria de Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberá remitir al Ministerio de Salud de la Nación toda la información que se le requiera para evaluar:

  • La trayectoria de la enfermedad.
  • La capacidad del sistema sanitario para atender a la población.

Si la autoridad local detectara un signo de alerta epidemiológico o sanitario, deberá comunicarlo de inmediato a la autoridad sanitaria nacional.

Si el Ministerio de Salud de la Nación detectare una situación de riesgo epidemiológico o sanitario, deberá recomendar en forma inmediata al Jefe de Gabinete de Ministros la adopción de las medidas convenientes para contener la transmisión del virus SARS-CoV-2, pudiendo éste, en cualquier momento, disponer la suspensión de la excepción dispuesta.

OBSERVACIONES:

  • Los desplazamientos de las personas deberán limitarse al estricto cumplimiento de la actividad exceptuada por la presente.
  • La Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberá dictar las reglamentaciones necesarias para el desarrollo de la actividad exceptuada, pudiendo el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires implementarla gradualmente, suspenderla o reanudarla, en el marco de sus competencias territoriales, en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria local, y conforme a la situación epidemiológica y sanitaria.

            Dichas decisiones deberán ser comunicadas al Jefe de Gabinete de Ministros.

 VIGENCIA: a partir del día 15 de octubre de 2020.

TEXTO COMPLETO

AISLAMIENTO SOCIAL, PREVENTIVO Y OBLIGATORIO – Decisión Administrativa 1863/2020

PROTOCOLO CONSTRUCCIÓN – ANEXO