Resumen

El Estado Nacional por DNU N° 260 del 12 de marzo de 2020, amplió la emergencia pública en materia sanitaria, por el plazo de UN (1) año en virtud de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por Decreto N° 297/20 se estableció el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” (ASPO) que fue prorrogado sucesivamente, hasta el 24 de mayo de 2020, inclusive.

Ese Decreto libera de la obligación de cumplir el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y la prohibición de circular, a las personas que realicen actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia.

El Jefe de Gabinete de Ministros, como coordinador de la “Unidad de Coordinación General del Plan Integral para la Prevención de Eventos de Salud Pública de Importancia Internacional” está facultado a:

  1. Ampliar o reducir las excepciones dispuestas, conforme el desarrollo y resultado de las medidas adoptadas.
  2. Exceptuar de cumplir el con aislamiento y la prohibición de circulación a:
  • Quienes realicen determinadas tareas actividades o servicios.
  • Quienes vivan en determinadas zonas geográficas específicas y delimitadas y bajo ciertos requisitos.

Asimismo, por Decreto N° 459/20 se establecieron distintas categorías territoriales con el fin de establecer excepciones, sobre la base de criterios epidemiológicos y demográficos.

A través del mencionado Decreto se aprobó el “Anexo de Protocolos autorizados por la autoridad sanitaria nacional”, donde se incorporan una serie de protocolos para realizar actividades industriales, de servicios o comerciales, que fueron aprobados por la autoridad sanitaria nacional, para ser utilizados por los Gobernadores/ras de las Provincias y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Por el artículo 8° del Decreto N° 459/20 se facultó al Jefe de Gabinete de Ministros, como Coordinador de la “Unidad de Coordinación General del Plan Integral para la Prevención de Eventos de Salud Pública de Importancia Internacional”, a incorporar nuevos protocolos de funcionamiento de actividades, previa intervención del MINISTERIO DE SALUD de la Nación.

El MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO remitió para la aprobación de la autoridad sanitaria nacional una serie de Protocolos de actuación para la prevención y control del COVID-19, para la actividad del Acero y las Industrias de Aluminio y Metales afines, del Vidrio y de la Pintura, con el objeto de permitir el funcionamiento de éstas, asegurando el debido cuidado de la salud de trabajadores/ras; que fueron autorizados por la autoridad sanitaria nacional.

Por lo expuesto resulta necesario dictar el acto administrativo por el que se incorporen los nuevos Protocolos de funcionamiento de dichas actividades al “Anexo de Protocolos autorizados por la autoridad sanitaria nacional”, los que deberán ejecutarse, en todos los casos, dando cumplimiento a las condiciones y restricciones establecidas por el Decreto N° 459/20.

Por ello, EL JEFE DE GABINETE DE MINISTROS, DECIDE:

  1. INCORPORAR AL “ANEXO DE PROTOCOLOS AUTORIZADOS POR LA AUTORIDAD SANITARIA NACIONAL” LOS PROTOCOLOS DE FUNCIONAMIENTO DE LAS ACTIVIDADES QUE SE DETALLAN A CONTINUACIÓN:
  • Protocolo de la Cámara Argentina del Acero (Anexo I)
  • Protocolo de la Cámara de la Industria de la Pintura (Anexo II)
  • Protocolo de la Cámara Argentina de Fabricantes de Vidrio – CAVAFI (Anexo III)
  • Protocolo de la Cámara Argentina de la Industria del Aluminio y Metales Afines – CAIAMA (Anexo IV)
  1. LAS EXCEPCIONES AL CUMPLIMIENTO DEL “AISLAMIENTO SOCIAL, PREVENTIVO Y OBLIGATORIO Y A LA PROHIBICIÓN DE CIRCULAR, para las actividades alcanzadas por los Protocolos de funcionamiento del punto 1, deberán ser aprobadas por las autoridades competentes teniendo en cuenta lo establecido por el Decreto N° 459/20 y su normativa complementaria.
  2. MONITOREO DE LA EVOLUCIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y DE LAS CONDICIONES SANITARIAS CORRESPONDIENTES.

En forma semanal, la autoridad sanitaria provincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que adopte los Protocolos aprobados deberá remitir al MINISTERIO DE SALUD de la Nación, un “Informe de Seguimiento Epidemiológico y Sanitario COVID-19” (ISES COVID-19) con la información necesaria para evaluar:

  • La trayectoria de la enfermedad.
  • La capacidad del sistema sanitario para atender a la población.

En el caso de detectar un signo de alerta epidemiológico o sanitario, deberá comunicarlo de inmediato a la autoridad sanitaria nacional.

Si el MINISTERIO DE SALUD de la Nación detectare una situación de riesgo epidemiológico o sanitario, deberá recomendar al Jefe de Gabinete de Ministros la adopción de las medidas pertinentes para contener la transmisión del virus SARS-CoV-2, pudiendo dictar, en cualquier momento, la suspensión de la excepción dispuesta.

VIGENCIA: A partir del día 19 de mayo de 2020.

 

TEXTO COMPLETO

AISLAMIENTO SOCIAL, PREVENTIVO Y OBLIGATORIO – Decisión Administrativa 820/2020