Resumen

El Estado Nacional por DNU N° 260 del 12 de marzo de 2020, amplió la emergencia pública en materia sanitaria, por el plazo de UN (1) año en virtud de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El escenario epidemiológico y sanitario ha puesto al límite los sistemas sanitarios de todo el mundo, desde la capacidad instalada como del recurso humano necesario para la asistencia las 24 horas de pacientes afectados.

En la Argentina según los datos recabados por el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud, de 7134 casos confirmados de COVID-19 al 15 de mayo del corriente, el 14.9% de los casos (1061) fueron trabajadores de la Salud.

En este contexto y por la exposición que atañe a las tareas de los trabajadores de la salud, se requieren de medidas especiales con la finalidad garantizar la protección de su salud y la de su familia.

Mediante el artículo 1° del Decreto N° 367, de fecha 13 de abril de 2020, se estableció que la enfermedad COVID-19 (coronavirus), se considera presuntivamente una enfermedad profesional -no listada- en los términos del apartado 2 inciso b) del artículo 6º de la Ley Nº 24.557, respecto de los trabajadores excluidos mediante, con el fin de realizar actividades declaradas esenciales.

 

Ante la situación, es necesario la adopción de nuevas medidas, rápidas, eficaces y urgentes, que se sumen a las ya adoptadas desde el inicio de esta situación epidemiológica.

 

Resulta necesario crear un “PLAN NACIONAL DE CUIDADO DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE LA SALUD – MARCO DE IMPLEMENTACIÓN PANDEMIA COVID-19” para profesionales que presten servicios, en el marco de la emergencia sanitaria declarada.

La DIRECCIÓN GENERAL DE ASUNTOS JURÍDICOS, toma intervención de su competencia, en conformidad con la SUBSECRETARÍA DE CALIDAD, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN y la SECRETARÍA DE CALIDAD EN SALUD.

Por ello, EL MINISTRO DE SALUD, RESUELVE:

APROBAR EL “PLAN NACIONAL DE CUIDADO DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE LA SALUD – MARCO DE IMPLEMENTACIÓN PANDEMIA COVID-19”, cuyo detalle surge del Anexo I (IF-2020-35822619-APN-DNTHYC#MS), que integra la presente, el cual se centra en tres ejes principales: 

  1. Políticas de Consenso, Rectoría y Articulación, destinado a:
  • Conformar un Equipo Nacional de Gestión de Crisis COVID-19
  • Garantizar la representación en organizaciones sindicales y gremiales, organizaciones científicas, universidades.
  • Promover equipos de gestión destinados a afianzar la calidad de los servicios.
  1. Políticas de Educación, Supervisión y Conocimiento, destinado a:
  • La capacitación, entrenamiento y supervisión sobre los procesos reales de trabajo, favorecidos
  • Formar equipos de trabajo, procesos con tecnologías innovadoras de la información y comunicación.
  1. Políticas para el Cuidado de los/as trabajadores/as, destinado a:
  • Tener una estrategia para la comunicación y detección de escenarios
  • Acompañamiento al personal de la salud y sus familias.

LA SUBSECRETARÍA DE CALIDAD, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN DEL MINISTERIO DE SALUD DE LA NACIÓN, DEBERÁ CREAR UN “EQUIPO NACIONAL DE GESTIÓN DE CRISIS- COVID19”, que tendrá como objetivo central delinear, asistir y acompañar la implementación del “PLAN NACIONAL DE CUIDADO DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE LA SALUD.”

LA SUBSECRETARÍA DE CALIDAD, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN del MINISTERIO DE SALUD DE LA NACIÓN, será la encargada de dictar las normas aclaratorias y complementarias necesarias para la implementación del Plan.

VIGENCIA: a partir del día 08 de junio de 2020.

TEXTO COMPLETO

MINISTERIO DE SALUD – Resolución 987/2020