Resumen

La presente ley declara de prioritario interés nacional, y durante la emergencia sanitaria causada por la pandemia de coronavirus COVID-19, la protección de la vida y la salud del personal del sistema de salud argentino y de los trabajadores y voluntarios, que cumplen con actividades y servicios esenciales.

 

Por dicha razón, invita a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a su adhesión.

 

  1. Ante esta pandemia, se crea el “Programa de Protección al Personal de Salud.”

Dicho programa, se encuentra sujeto a las disposiciones de la presente ley y toda normativa que establezca el Poder Ejecutivo nacional.

Tiene por objeto la prevención del contagio de Coronavirus COVID-19 entre:

  • El personal de salud que trabaje en establecimientos de salud de gestión pública o privada.
  • Los trabajadores y voluntarios que presten servicios esenciales durante la emergencia sanitaria.

 

  1. El Programa será de aplicación obligatoria para todo el personal médico, de enfermería, de dirección y administración, logístico, de limpieza, gastronómico, ambulancieros y demás trabajadores.

Siempre que presten servicios en establecimientos de salud, donde se efectúen prácticas destinadas a la atención de casos sospechosos, realización de muestras y tests, y/o atención y tratamiento de COVID-19.

 

  1. 3. Los establecimientos de salud deben garantizar medidas de bioseguridad. Priorizando las áreas de los establecimientos dedicadas específicamente a la atención y toma de muestras de casos sospechosos o confirmados de COVID-19, como así también en aquellas áreas en que haya un mayor riesgo de contagio.

 

  1. El Poder Ejecutivo nacional, mediante la reglamentación de esta ley, fijará la autoridad de aplicación de la presente norma.

 

  1. Corresponde a la autoridad de aplicación:

 

  1. a) Establecer:
  • Protocolos obligatorios de protección del personal de salud.
  • Guías de práctica de manejo y uso de insumos.
  • Toda otra reglamentación necesaria, que tenga como objetivo minimizar los riesgos de contagio ante la atención de casos sospechosos, toma de muestras y testeos, atención y tratamiento de pacientes con COVID-19.

 

  1. b) Coordinar con las jurisdicciones provinciales, municipales y con la Superintendencia de Servicios de Salud la realización de capacitaciones obligatorias para todo el personal alcanzado por esta ley.

 

  1. c) Coordinar con empresas, universidades, sindicatos y organizaciones civiles la realización de capacitaciones obligatorias.

 

  1. d) Para aquellos establecimientos que así lo requieran, se establece un equipo permanente de asesoramiento en materia de protección del personal de salud, digital.

 

  1. e) Se implementa un protocolo de diagnóstico continuo y sistemático focalizado en el personal de salud que preste servicios en establecimientos donde se realice atención de casos sospechosos, realización de muestras o tests, atención y tratamiento de pacientes con COVID-19, o que se encuentren dentro de zonas de circulación comunitarias del virus.

El análisis de las pruebas diagnósticas del personal de salud tendrá prioridad absoluta en su realización y notificación por parte de los laboratorios autorizados.

 

  1. f) Bajo la órbita del Sistema Nacional de Vigilancia de Salud, y con el objetivo de mantener actualizada la información sobre los contagios en el personal de salud en tiempo real,  se llevará un “Registro Único de Personal de Salud contagiado por COVID-19.” Debiéndose indicar en el mismo:
  • La actividad del personal contagiado, detallando servicios y guardias, tipo de establecimiento donde prestó servicios.
  • Toda información que permita identificar nexo epidemiológico y posibles contactos.

 

  1. g) Se ordena la colaboración con la compra de equipos de protección personal e insumos críticos de acuerdo a la situación epidemiológica de cada jurisdicción.

 

  1. Para aquellos trabajadores y voluntarios que no pertenezcan al sector de salud, la autoridad de aplicación, en coordinación con los órganos de Gobierno, ministerios, sindicatos, empresas, universidades y organizaciones sociales, debe establecerprotocolos de protección y capacitaciones destinados a la prevención del contagio de aquellas personas que cumplan con actividades y servicios esenciales que impliquen exposición al contagio de COVID-19.

 

  1. 7. Los gastos que demande el cumplimiento de esta Ley son atendidos con recursos del presupuesto nacional, siendo el Sr. Jefe de Gabinete de Ministros quien efectúe las reestructuraciones presupuestarias necesarias, previendo los recursos necesarios para dar cumplimiento a los objetivos de la presente ley, a través de la inclusión del programa respectivo en la jurisdicción correspondiente.

 

  1. La autoridad de aplicación podrá recibir donaciones financieras y materiales que realicen organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, organismos internacionales o de cooperación y organizaciones o entidades con o sin fines de lucro con actividades en nuestro país.

 

  1. Vigencia: mientras dure la emergencia sanitaria causada por el coronavirus COVID-19, de acuerdo a lo establecido en el artículo 1° del Decreto de Necesidad y Urgencia 260/2020 o la norma que en el futuro la reemplace.

 

TEXTO COMPLETO

INTERÉS NACIONAL – Ley 27548