Resumen

El 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 como una pandemia.

En ese marco, entre las medidas que fue necesario adoptar con relación a la pandemia de COVID-19, a través del Decreto N° 260/20 se amplió por el término de UN (1) año, a partir de su entrada en vigencia, la emergencia pública en materia sanitaria establecida por la Ley N° 27.541.

En el marco de la emergencia sanitaria, se dicta la Resolución N° 64/20 del MINISTERIO DE TRANSPORTE, por la cual, se suspendieron los servicios de transporte aéreo de cabotaje comercial y de aviación general hasta el 24 de marzo de 2020.

El artículo 17 del citado Decreto, establece que los operadores de medios de transporte, internacionales y nacionales, que operan en la República Argentina, estarán obligados a cumplir las medidas sanitarias y las acciones preventivas que se establezcan y emitir los reportes que les sean requeridos, en tiempo oportuno.

El Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/20, establece el “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, prorrogado sucesivamente por los Decretos N° 325/20, N° 355/20, N° 408/20, N° 459/20, N° 493/20, N° 520/20, N° 576/20, N° 605/20, N° 641/20, N° 677/20, N° 714/20, N° 754/20 y N° 792/20, hasta el 25 de octubre de 2020 inclusive.

En atención al Decreto N° 297/20 y las Resoluciones N° 71/20 y 73/20 del MINISTERIO DE TRANSPORTE, se dispuso:

  • Prorrogar la suspensión total de los servicios de transporte aéreo de cabotaje comercial y de aviación general, dispuesta en el artículo 3° de la Resolución N° 64/20, hasta el 31 de marzo de 2020
  • Se establece que la medida quedará automáticamente prorrogada si se dispone la continuidad del “aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

El artículo 22 del Decreto N° 792/20, autoriza el uso del servicio de transporte público de pasajeros interurbano e interjurisdiccional para quienes deban desplazarse a realizar servicios esenciales y las personas que deban asistir a la realización de tratamientos médicos y sus acompañantes.

El Decreto Reglamentario N° 1770/07, otorga a la ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL (ANAC), las funciones de fiscalización y control de los servicios de navegación aérea, las operaciones efectuadas a las aeronaves, el trabajo y transporte aéreo, la explotación de servicios aeronáuticos y el cumplimiento tanto de la normativa vigente, como de los acuerdos y convenios nacionales e internacionales suscriptos por la República Argentina.

Mediante la Resolución N° 99/20, la ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL dispone la creación del “COMITÉ DE CRISIS PREVENCIÓN COVID-19 EN EL TRANSPORTE AÉREO”.

Resulta necesario derogar el artículo 3° de la Resolución N° 64/20 del MINISTERIO DE TRANSPORTE a fin de dejar sin efecto la suspensión total dispuesta para los servicios de transporte aéreo de cabotaje comercial y aviación general para su prestación de conformidad con los términos establecidos por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 792/20.

En este sentido, es necesario que los pasajeros que pretendan usar el transporte aéreo de cabotaje y de aviación general, deban portar el “CERTIFICADO ÚNICO HABILITANTE PARA CIRCULACIÓN – EMERGENCIA COVID-19”, implementado por la Resolución N° 48/20 del MINISTERIO DEL INTERIOR y la Decisión Administrativa N° 446/20.

Asimismo, resulta necesario que los explotadores aéreos implementen los protocolos sanitarios y de seguridad para el desarrollo de los servicios de transporte aéreo de cabotaje y aviación general y la ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL (ANAC) apruebe las programaciones horarias de los servicios de transporte aéreo de cabotaje comercial, de acuerdo a la conformidad de Gobernadores de Provincias y del Jefe de Gobierno de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.

La Ley de Ministerios N° 22.520, establece que el MINISTERIO DE TRANSPORTE es competente para entender en la determinación de los objetivos, ejecutar los planes, programas y proyectos del área de su competencia y en conformidad con el PODER EJECUTIVO NACIONAL.

Conforme a lo dispuesto por el Decreto N° 792/20, las autoridades de las jurisdicciones y organismos del Sector Público Nacional dispondrán los procedimientos de fiscalización necesarios para garantizar el cumplimiento de los protocolos vigentes en el marco de la emergencia sanitaria.

Por ello, EL MINISTRO DE TRANSPORTE, RESUELVE:

  1. DEROGAR AL ARTÍCULO 3 DE LA RESOLUCIÓN N° 64/20, DEL MINISTERIO DE TRANSPORTE, POR EL CUAL SE SUSPENDEN LOS SERVICIOS DE TRANSPORTE AÉREO COMERCIAL Y DE AVIACIÓN GENERAL.

 

  1. ESTABLECER QUE LOS SERVICIOS DE TRANSPORTE COMERCIAL Y GENERAL REANUDADOS, DEBERÁN CONTAR CON PROTOCOLOS Y RECOMENDACIONES DEL MINISTERIO DE SALUD, Y FISCALIZADOS POR LA ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL (ANAC).

 

  1. LA ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL (ANAC) DEBE PEDIR INFORMES AL “COMITÉ DE CRISIS PREVENCIÓN COVID-19 EN EL TRANSPORTE AÉREO”.

 

  1. LOS PASAJEROS QUE PRETENDAN USAR LOS SERVICIOS DE TRANSPORTE DEBEN PORTAR EL “CERTIFICADO ÚNICO HABILITANTE PARA CIRCULACIÓN – EMERGENCIA COVID-19” O EL INSTRUMENTO QUE LO COMPLEMENTE O SUSTITUYA.

 

  1. APROBACIÓN DE PROGRAMACIONES HORARIAS DE LOS SERVICIOS DE TRANSPORTE AÉREO COMERCIAL Y GENERAL POR PARTE DE LA ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL (ANAC) Y EN CONFORMIDAD CON LO QUE DISPONGAN LOS GOBERNADORES Y EL JEFE DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, DE ACUERDO A CADA SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA.

 

  1. LOS OPERADORES DE SERVICIOS DE TRANSPORTE DEBEN EXTREMAR LOS CUIDADOS Y PREVENIR LA PROPAGACIÓN DEL CORONAVIRUS COVID-19, DANDO CUMPLIMIENTO A LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA PROTEGER A USUARIOS Y TRABAJADORES.

 

Vigencia: a partir del día 15 de octubre de 2020.

TEXTO COMPLETO

MINISTERIO DE TRANSPORTE – Resolución 221/2020