Resumen

Mediante el Decreto N° 260/20 se amplió la emergencia pública en materia sanitaria establecida por la Ley N° 27.541 por el plazo de UN (1) año, en virtud de la pandemia de Coronavirus COVID-19, declarada con fecha 11 de marzo del corriente año por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A través del Decreto N° 297/20 con el fin de proteger la salud pública. se estableció la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” (ASPO), desde el 20 hasta el 31 de marzo de 2020. Exceptuando del cumplimiento de la misma y de la prohibición de circular a las personas afectadas a actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia.

El Decreto N° 605/20 prorrogó hasta el día 2 de agosto de 2020 inclusive la vigencia de lo dispuesto por Decreto N° 297/20, reservándose la facultad al Poder Ejecutivo de prorrogar dicho plazo por el tiempo que se considere necesario en atención a la situación epidemiológica.

Mediante la Resolución N° 3/20 de la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Jefatura de Gabinete de Ministros se estableció que a efectos de asegurar su cobertura permanente en el supuesto del avance de la pandemia, el titular de cada jurisdicción, entidad u organismo deberá determinar las áreas esenciales o críticas de prestación de servicios indispensables para la comunidad.

La Dirección de Rehabilitación para las Personas con Discapacidad de la Dirección Nacional de Políticas y Regulación de Servicios de la Agencia Nacional de Discapacidad considera esencial garantizar el funcionamiento de la Junta Evaluadora en sede de la ANDIS en razón de que el acceso al Certificado Único de Discapacidad (CUD) es una herramienta facilitadora de especial centralidad para el acceso a los derechos por parte de las personas con discapacidad.

Asimismo, la referida Dirección manifiesta que las circunstancias de público y notorio conocimiento tornan necesaria la adopción de medidas que adapten el funcionamiento de la Junta Evaluadora de la ANDIS a fin de posibilitar las evaluaciones con destino a la certificación de la discapacidad de forma no presencial.

Haciendo posible dar adecuada respuesta a la solicitud de evaluación para el CUD de personas en tránsito cuyas solicitudes habían sido recibidas previo al ASPO como también otras recibidas por correo electrónico durante el mismo, todas pendientes de evaluación.

Para ello se ha autorizado la realización de la evaluación de la discapacidad de manera no presencial de modo de limitar al mínimo indispensable la presencia de agentes de la Dirección mencionada y de público ajeno a la Agencia.

Por otra parte, la Agencia distribuye en todo el país el papel de seguridad con que se imprimen los Certificados de Discapacidad en todo el territorio y que el despacho de dichos bienes a través de correo es indispensable para el funcionamiento de la totalidad de las Juntas Evaluadoras del país y requiere la confección presencial de los envíos postales correspondientes.

En ese contexto, es necesario implementar la ejecución de procesos que requieren la actividad presencial.

A través de la Decisión Administrativa N° 427/20 de la Jefatura de Gabinete de Ministros se habilitó un procedimiento especial destinado a que los titulares de cada jurisdicción, entidad u organismo del Sector Público Nacional establezcan la nómina de las y los agentes públicos que presten servicios críticos, esenciales e indispensables para el funcionamiento del organismo correspondiente, a efectos que, asimismo, sean exceptuadas de las restricciones de circulación.

En consecuencia, resulta necesario tomar las medidas pertinentes a fin de no obstaculizar el trámite de evaluación, valoración y certificación de la discapacidad mediante el dictado de un acto administrativo que declare el carácter esencial de determinadas actividades y procesos que requieren de manera extraordinaria su ejecución en modo presencial.

Asimismo, la Dirección Nacional de Políticas y Regulación de Servicios será la encargada de determinar la nómina de agentes públicos que prestarán dichos servicios esenciales, debiendo darse cumplimiento con todas las medidas preventivas y de cuidado establecidas para el COVID-19 por la normativa vigente.

Por ello, EL DIRECTOR EJECUTIVO DE LA AGENCIA NACIONAL DE DISCAPACIDAD, RESUELVE:

  1. DECLARAR CRÍTICO, ESENCIAL E INDISPENSABLE PARA EL FUNCIONAMIENTO DE ESTA AGENCIA NACIONAL DE DISCAPACIDAD a los servicios de:
  • Evaluación y Valoración de la Discapacidad y Juntas Evaluadoras de Discapacidad.
  • Provisión de papel de seguridad para Certificado Único de Discapacidad.

En la sede ubicada en la calle Ramsay N° 2250 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que funcionan en la órbita de la Dirección de Rehabilitación para las Personas con Discapacidad perteneciente a la Dirección Nacional de Políticas y Regulación de Servicios.

Deberán llevarse a cabo de forma presencial, con un máximo de hasta CINCO (5) agentes, debiendo darse cumplimiento con todas las medidas preventivas y de cuidado establecidas para el COVID-19 por la normativa vigente.

  1. DELEGAR EN LA DIRECCIÓN NACIONAL DE POLÍTICAS Y REGULACIÓN DE SERVICIOS la confección de la nómina de las y los agentes públicos que prestarán dicho servicio esencial.

Estos serán exceptuados de las restricciones de circulación mediante el otorgamiento de la credencial establecida por Decisión Administrativa N° 427/20.

VIGENCIA: a partir del día 28 de julio de 2020.

TEXTO COMPLETO

AGENCIA NACIONAL DE DISCAPACIDAD – Resolución 379/2020