Una hembra de la especie Puma fue declarada Sujeto de Derecho.

Una hembra de la especie Puma fue declarada Sujeto de Derecho.

Por Juan Fernando Gómez, profesor de la Facultad.

Una hembra de la especie puma, de nombre “LOLA LIMON”, fue declarada recientemente como “Sujeto de Derecho” tras la sentencia pronunciada por la jueza de Primera Instancia del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 3, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Carla Cavaliere, .

La causa se inició a raíz del hecho ocurrido el día 4 de octubre de 2019, cuando las autoridades intervinientes fueron al domicilio de la calle Monte 6973, de la Ciudad de Buenos Aires, y verificaron la presencia de una cría de la especie Puma Concolor, que se encontraba atada en el jardín delantero. El animal se encontraba en poder del propietario de la casa, llamado Diego Alberto Ledesma.

La puma Lola Limón, al ser separada de su hábitat natural, perdió sus habilidades para sobrevivir en el mismo, y en primera instancia no podría regresar a este de forma inmediata. Por eso, se la derivó a la sede de Temaiken para su resguardo y posteriormente, el 10 de diciembre de 2019, ingresó al predio del Ecoparque Interactivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En la causa el Fiscal, Dr. Carlos Fel Rolero Santurián, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) del Ministerio Público Fiscal de CABA, solicitó que se declare “sujeto de derecho” al ser sintiente y que se disponga su libertad total, dando su custodia judicial definitiva al Ecoparque Interactivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Fiscal fundó su petición en que el ejemplar de puma está en buenas condiciones físicas para poder atravesar el próximo paso de su tratamiento, y con perspectiva de ser devuelta a su medio natural, de donde fuera ilegalmente extraída. Todo el proceso dado con una instancia de readaptabilidad  para que pueda valerse por sí sola en su hábitat natural.

Para fundamentar la sentencia, se debió realizar  una interpretación del estatus jurídico de los animales. En este caso debió buscarse un adecuado fundamento, porque el Código Civil y Comercial de la Nación les otorga a los animales el carácter de “cosas muebles”. Por lo cual, no era posible encontrar una respuesta satisfactoria a la cuestión desde esta óptica.

En esa línea, para dar los fundamentos jurídicos se recurrió a la Constitución Nacional, en su artículo 41, y la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, aprobada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que en su artículo 1° expresa: “Todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia”; y en el artículo 2 indica: “Estipula que todo animal tiene derecho al respecto, a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre ”.

Según expresa la letra de la sentencia, la fundamentación también se hizo eco de la Jurisprudencia para marcar el especial estatus que revisten los animales. Asimismo, la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal sostuvo que “a partir de una interpretación jurídica, dinámica y no estática, menester es reconocerle al animal el carácter de sujeto de derechos, pues los sujetos no humanos (animales) son titulares de derechos, por lo que se impone su protección en el ámbito competencial correspondiente (Zaffaroni, E. Raúl et. Al., “Derecho Penal, Parte General”, Ediar, Buenos Aires, 2002, p. 493; y Zaffaroni, E. Raúl, “La Pachamama y el humano”, Ediciones Colihue, Buenos Aires, 2011, p. 54 y ss.)” (In Re causa n° CCC 68831/2014, caratulada “Orangutana Sandra s/ recurso de casación s/ habeas corpus, rta. el 18/12/2014, del voto de los Dres. Alejandro W. Slokar y Ángela E.Ledesma).-

 En la sentencia, además, se mencionó el caso de  la Orangutana Sandra como sujeto de derecho, partiendo de la obligación de respeto a la vida y de su dignidad como “ser sintiente” (expediente A2174-2015/0, caratulado “Asociación de funcionarios y abogados por los derechos de los animales y otros contra GCBA s/ amparo” (/21/10/2015).

De esta forma, la Jueza, a través de su sentencia, resolvió  DECLARAR SUJETO DE DERECHO AL ANIMAL NO HUMANO de nombre “LOLA LIMON” y se dispuso su libertad total de cualquier medida o restricción legal, otorgándole la custodia definitiva  a la Unidad de Proyectos Especiales del  Ecoparque Interactivo.

Ésta, junto a otras sentencias, trazan un nuevo camino vanguardista  de interpretación más acorde a la ciencia y la lógica, y acompaña desde lo legal  la nueva perspectiva social en torno a la relación con las demás especies sintientes que habitan nuestro planeta tradicionalmente denominadas animales.

Accedé al fallo completo